Buscar

¿Se puede regularizar una construcción que se hizo sin permiso o sin recepción?

La posibilidad de regularizar una edificación existente depende de varios factores, por ejemplo: la habitabilidad, seguridad y edad del inmueble, la zona en que se encuentra y el uso que se le pretende dar. El trámite normal de Regularización consiste en emitir simultáneamente un permiso de edificación y un certificado de recepción para la unidad construida, ciñéndose a todas las condiciones, normas y derechos aplicables a las obras nuevas. La normativa considera casos especiales para la regularización de determinados tipos de edificaciones (por ejemplo, viviendas sociales y edificaciones anteriores a 1959). Hay situaciones en que no se puede regularizar un inmueble en su estado actual, pero sí se podría hacerlo después de realizar ciertas obras de mejoramiento, para las cuales se deberá solicitar el correspondiente permiso.